Incidencias en la Red

Si la incidencia no está localizada en la instalación del consumidor, sino en la red propiedad de Iberdrola Distribución Eléctrica, se procederá a localizar para conseguir restablecer el servicio lo antes posible, garantizando la seguridad de las personas.

En ocasiones, ante una incidencia en la red, actúan los sistemas automáticos que Iberdrola Distribución Eléctrica tiene instalados y la incidencia queda resuelta en un tiempo muy breve, sin necesidad de mayor actuación.

En otros casos, estos sistemas automáticos no son suficientes y es necesario localizar el origen de la incidencia desplazando técnicos de mantenimiento que evalúen y reparen la causa de la incidencia.

En función del tipo de incidencia se tardará más o menos tiempo garantizando siempre la seguridad de las personas e intentando minimizar en la medida de lo posible el número de consumidores afectados y el tiempo de duración de la misma.

En caso de detectar los siguientes riesgos eléctricos, se solicita que se comuniquen a Iberdrola Distribución Eléctrica a la mayor brevedad:

  • Un cable de una línea caído en el suelo.
  • Un cable dando chispazos.
  • Una instalación nuestra que está quemándose.
  • Un centro de transformación que se está inundando, etcétera.

Para informar sobre estos casos, está a disposición de los usuarios la opción "Situaciones de peligro" en el teléfono 900 171 171.