Iberdrola continúa apostando por la digitalización de la red eléctrica con el proyecto Bidelek 4.0

  • Más de 25 empresas participarán en este proyecto innovador, que será referente tecnológico a nivel mundial y promocionará a la industria de bienes de equipo y de infraestructuras energéticas del País Vasco
  • Tras el éxito de Bidelek Sareak, que demostró el valor de los contadores inteligentes y las redes automatizadas, Bidelek 4.0 proporcionará mayores beneficios para los consumidores y usuarios de la red eléctrica

Bidelek 4.0.

Iberdrola, junto con el Ente Vasco de la Energía (EVE) y la Diputación Foral de Bizkaia, han firmado un protocolo de colaboración para seguir impulsando la transformación digital de la red de distribución eléctrica del País Vasco, gracias al proyecto Bidelek 4.0 que cuenta con una inversión superior a los 30 millones de euros en los próximos tres años.

Objetivos ambiciosos

Los objetivos estratégicos fundamentales que se buscan con esta iniciativa son:

  • Conseguir que la mayor digitalización de las redes eléctricas permita la integración eficiente del autoconsumo y otros recursos energéticos distribuidos, prestando nuevos servicios a unos consumidores cada vez mejor informados y más sensibilizados con la eficiencia y la sostenibilidad.
  • Mostrar el camino que convertirá las redes de distribución en el vehículo capaz de lograr la transición hacia energías limpias y sostenibles.
  • Demostrar la funcionalidad de las nuevas soluciones tecnológicas que incrementan la calidad del servicio y el valor añadido de la electricidad para los consumidores.
  • Poner en práctica la evolución de los actuales distribuidores de electricidad hacia su futuro papel como Operadores de Sistemas de Distribución.
  • Mantener la posición de liderazgo tecnológico de la industria vasca de bienes de equipo energético.

El proyecto Bidelek 4.0 se enmarca en el compromiso del Gobierno Vasco de impulsar el desarrollo industrial y tecnológico de las redes energéticas del futuro, de acuerdo al Plan de Industrialización aprobado por el Parlamento Vasco y de la Estrategia Energética 3E2030, que pretende diversificar las fuentes de energía y reducir el uso de derivados del petróleo.

La inversión de más de 30 millones de euros que requerirá este nuevo despliegue de redes inteligentes será ejecutada por una nueva sociedad conjunta entre Iberdrola y el EVE. Este esfuerzo inversor servirá de palanca de desarrollo de la industria local a través de la innovación y el diseño de equipos y soluciones de futuro y permitirá a la industria vasca mantenerse como un referente tecnológico mundial.

Las soluciones que se desarrollen en Bidelek 4.0 gozarán de una gran oportunidad, puesto que serán utilizadas por Iberdrola en su apuesta por implantar más redes y más inteligentes como camino para avanzar en la transición energética hacia una economía descarbonizada.