Proyecto Star

  • El grupo Iberdrola ha instalado 10,7 millones de contadores inteligentes instalados en España.
  • La compañía ha adaptado, asimismo, alrededor de 90.000 centros de transformación distribuidos por toda la geografía española.
  • La compañía ha modernizado, así, el 100% de todo su parque de contadores con una potencia contratada igual o inferior a 15 kilovatios.

El proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red) es una ambiciosa iniciativa del grupo Iberdrola, cuyo objetivo es llevar a cabo una transformación tecnológica en el campo de las redes inteligentes.

La compañía ha transformado la red analógica tradicional, la ha digitalizado, automatizado y creado una red para la nueva era que ha supuesto una transformación de nuestra empresa, nuestra red y nuestra cultura. Hoy, además de ser pioneros en el despliegue de redes inteligentes y líderes mundiales en excelencia e innovación tecnológica, somos un referente mundial en este campo.

Sin lugar a dudas, esta iniciativa ha permitido mejorar la operación de la red y la calidad de suministro que ofrecemos a nuestros consumidores a partir de los distintos niveles de digitalización desplegados en nuestros centros de transformación y de los eventos espontáneos enviados por nuestros smart meters.

Este proceso de digitalización ha representado una inversión de 2.000 millones de euros.

Evolución tecnológica del sistema de distribución

La red inteligente es una evolución tecnológica del sistema de distribución de energía que combina las instalaciones tradicionales con modernas tecnologías de monitorización, sistemas de información y telecomunicaciones. Permitirá ofrecer un amplio abanico de servicios a los consumidores, mejorar la calidad del suministro, atender a las necesidades en términos de energía eléctrica que va a demandar la sociedad en el futuro y gestionar la distribución de energía de forma óptima.

El proyecto STAR aúna el cumplimiento de la obligación legal de desarrollo de la telegestión con una inversión adicional importante para mejorar el servicio prestado e incorporar numerosas innovaciones a la red eléctrica. Gracias a él, Iberdrola es una de las empresas más avanzadas del mundo en el despliegue de redes inteligentes.