Vehículo eléctrico

Vehículo eléctrico.

Posicionamiento sobre el vehículo eléctrico:

La electrificación del transporte a través de vehículos eléctricos (VE) y basada en un mix eléctrico limpio es el camino más efectivo, eficiente y sostenible para descarbonizar este sector y, por tanto, se requiere una estrategia a largo plazo para el desarrollo de la electrificación del transporte.

El vehículo eléctrico está muy discriminado frente a otras tecnologías y, por tanto, Iberdrola aboga por esfuerzos dirigidos a conseguir un entorno de igualdad.

Los VE tienen la mayor eficiencia energética de todos los sistemas de propulsión de vehículos, convirtiendo el 80% o más de la energía almacenada en la batería en movimiento (en los vehículos convencionales esta eficiencia es de solo entre 18 al 25%). A pesar de las mejoras tecnológicas en los motores de combustión interna, los VE son y seguirán siendo más eficientes. Por ello, la penetración de VE en el sector del transporte debería considerarse como una medida de eficiencia, pudiendo recibir fondos que se dediquen a objetivos de eficiencia energética.

El desarrollo del vehículo eléctrico debe ir de la mano de facilitar el despliegue de puntos de recarga en edificios privados, en centros comerciales, vías públicas, etc. Con carácter general la instalación de los puntos de recarga debe ser una actividad libre, debiendo evitarse trámites administrativos que dificulten la instalación de los mismos.

Cualquiera debe poder instalar un punto de recarga en su vivienda o comunidad sin cargas regulatorias que compliquen innecesariamente dicha instalación.

Los edificios nuevos deben contar con una preinstalación de puntos de recarga que facilite la posterior instalación por los inquilinos/propietarios para todas sus plazas.

Igualmente, la instalación de puntos de recarga en centros comerciales, garajes de acceso público y vías públicas no debe ir acompañado de barreras regulatorias que lo dificulten.

Tipos de puntos de recargas

A la hora de realizar la conexión de los puntos de recarga pueden haber tres esquemas diferentes, dependiendo de las características de las instalaciones particulares:

  • Vivienda unifamiliar:
    • Conexión individual con circuito adicional desde el cuadro de la vivienda.
    • Mismo contrato que la vivienda.
  • Vivienda con plaza de garaje en conjunto inmobiliario:
    • Conexión individual del punto de recarga desde el contador de la vivienda: mismo contrato que la vivienda.
    • También es posible la conexión colectiva (recarga independiente del contrato de la vivienda).
  • Plaza de garaje en un garaje colectivo separado de la vivienda:
    • Varios esquemas de conexión colectiva posibles: con reparto de consumos desde el contador del garaje o con nuevo contrato.

Ver Plan de movilidad sostenible